El Nevado de Toluca es uno de los volcanes más importantes de los más de 560 que existen en México, y también uno de los más hermosos. Es uno de los picos más altos del país, con 4690 metros de altura. Y, a diferencia de otro de los principales volcanes de México, el Popocatépetl, que ha estado muy activo últimamente, en el Nevado de Toluca no se registra actividad desde hace más de 100 años.

Situado prácticamente en el centro del país, entre los valles de Tenango y Toluca en el Estado de México, es una visita obligada para los amantes de estas formaciones rocosas, pero también para aquellos que deseen presenciar un lugar único y mágico.

Sus dos lagunas, Sol y Luna, con sus aguas color turquesa, y la variedad cromática de la superficie del volcán, otorgan gran belleza al lugar. Un paraje natural ideal para ser fotografiado una y mil veces.

La historia del Nevado de Toluca es otro de sus grandes atractivos. Se han encontrado esculturas subacuáticas que evidencian que las civilizaciones que vivieron en la región hace años desarrollaban allí sus rituales. También se han hallado restos arqueológicos que servían para marcar puntos de observación astrológica.

Este volcán se conoce como Xinantécatl o Chicnauhtécatl, por su nombre en náhuatl, que significa “hombre desnudo”. Sobre él existen varias leyendas matlazincas, muchas referidas al origen del volcán, como la de los Hermanos Sacerdotes, que es una de las más populares.

Se trata, sin duda, de un lugar especial, en el que dejarse arropar por su inmensidad y abrumar por su belleza. Pasear por el Nevado de Toluca es una experiencia única. El escenario perfecto para declararse a la persona amada (que no sería la primera vez que se hace), pero también para encontrarse con uno mismo.

La visita al Nevado de Toluca se realiza andando. Es una zona que atrae a muchos aficionados al trekking, al alpinismo o la bicicleta. Desde el refugio o el parking, se camina hasta el mirador de la Arista de Humboldt, que nos ofrece una fantástica vista de las dos lagunas. Hay varias rutas que se pueden realizar, y también es posible contratar excursiones.

Consideraciones antes de visitar el Nevado de Toluca

Para que lo único que te preocupe cuando estés en el Nevado de Toluca sea disfrutar del momento, te ofrecemos algunas recomendaciones que debes tener en cuenta antes de hacer tu visita:

  • La temperatura en el alto del Nevado de Toluca es más baja que en el Parque de los Venados que se extiende desde la falda del volcán. Recuerda llevar ropa de abrigo: gorro, guantes y chamarra adecuada.
  • El calzado es muy importante. No solo has de pensar que vas a caminar un buen rato, por lo que deberás llevar algo cómodo, sino que también debe abrigar y es recomendable que tenga suela antideslizante, puesto que puede haber superficies resbaladizas en el recorrido.
  • Cuidado con el sol. Normalmente pensamos en la protección solar en verano, pero también cuando hay nieve debemos protegernos. Incluso si el volcán no está nevado, cuando hace sol, puede pegar muy fuerte. Es mejor llevar crema siempre.
  • Durante el camino, te vendrá muy bien tener snacks a mano, como frutos secos, que puedas comer para recibir energía. Más importante si cabe es mantenerse hidratado, así que lleva agua
  • Al hacer frío, la batería de los celulares o cámaras de fotos se consume más rápido. Asegúrate de que estén completas antes de iniciar tu visita para no quedarte sin poder registrar imágenes impresionantes.
  • Para sacar lo mejor del Nevado de Toluca tendrás que madrugar un poco e ir temprano. Las visitas están permitidas entre las 8 de la mañana y las 3 de la tarde.
  • La entrada al Nevado de Toluca es de unos $40-50 pesos por auto.

El Nevado de Toluca es espectacular en cualquier época del año, aunque, si no te asusta el frío, puede verse en todo su esplendor en invierno, haciendo honor a su nombre con las nieves que cubren el lugar.

Este maravilloso volcán mexicano se encuentra a unos 120 kilómetros de Ciudad de México y a tan solo unos 30 kilómetros al sudeste de Toluca, donde podrás ir a relajarte en sus spas después de un día intenso e inolvidable.