El masaje sueco es el masaje de mayor popularidad en el mundo, por lo menos en Occidente. Es utilizado por su gran efectividad para la relajación y el acondicionamiento de los músculos. Gran parte de las escuelas de masajes enseñan el masaje sueco y ese es el masaje que uno recibe en un spa, si no se especifica cual es el masaje que se quiere recibir.

El masaje sueco utiliza aceite para no friccionar demasiado la piel. Lo mejor es calentar ese aceite antes de ser utilizado. Maneja movimientos pasivos y activos. Se vale de varios movimientos y estos siempre van a contracorriente de la circulación, lo que es lo mismo, directo al corazón. Es necesario hacerlo así, para estimular la circulación.

En el masaje sueco pueden utilizarse combinaciones de movimientos y si es preciso, los terapeutas pueden mover los brazos, piernas y cabeza del paciente para activar sus articulaciones. Este video nos presenta una completa sesión de masaje sueco.

Es tiempo de comentar acerca del masaje holístico. El nombre de esta variedad de masaje deriva del griego “holos” que quiere decir: todo, entero y completo. Se basa en la premisa de que el ser humano es una totalidad y por lo consiguiente, se debe trabajar sobre toda la persona y no solo sobre alguno de los síntomas o malestares que se perciban.

Es así como el masaje holístico atiende a cada persona de acuerdo a sus requerimientos individuales, para que, a final de cuentas, el cuerpo recupere su natural equilibrio. Esta técnica masajística utiliza música relajadora, aceites naturales, y distintas estrategias táctiles. Es útil para mejorar la postura, flexibilidad y movilidad.

Por último hablaremos acerca del masaje tailandés. Se trata de un conjunto de técnicas y estrategias de estimulación corporal que nos ayuda a recuperar nuestro balance físico, mental y emocional. Las técnicas usadas consisten en estiramientos y presiones. Estas últimas se efectúan con los dedos, los pies, las manos, los codos y las rodillas, siguiendo las líneas energéticas del cuerpo.

Los estiramientos de tipo pasivo sirven para recobrar la flexibilidad y así, obtener una relajación más profunda. El masaje tailandés está reconocido como un medio terapéutico y preventivo y beneficia a todas aquellas personas que desean mantener un excelente estado de salud y un alto nivel de bienestar. El masaje tailandés reduce el estrés, mejora la autoestima y beneficia a la digestión.