Los adultos mayores precisan de seguir muchas precauciones con su salud y con su estado físico (y emocional). A veces, por el ritmo de vida que se sigue en la actualidad, en especial en las grandes ciudades, no es posible que las personas de edad, tengan manera de someterse a esos cuidados. Afortunadamente los spas orientados a los tratamientos geriátricos, son de gran apoyo para que los adultos en plenitud, alcancen el mejor estado físico y emocional. En los spas para ancianos, los visitantes tienen acceso a equipo, productos naturales y tratamientos especiales para que tengan una muy grata experiencia. Especialistas en el medio de los spas, y en especial en masajes geriátricos, son infaltables en esta clase de disfrutables centros de renovación física y espiritual.