Dos son los principales factores por los cuales, los spas de nuestro tiempo resultan tan exitosos. En primer lugar tenemos el natural deseo de todas las personas por preservar en buenas condiciones su cuerpo y por tener una salud a prueba de toda complicación. Las terapias y tratamientos que se ofrecen en los spas, coadyuvan a que los visitantes, tengan una intensa vivencia de fomento de su salud y bienestar corporal. Pero además, los spas son también, eficientes centros para la conservación de la belleza física. Muchas personas de un amplio margen de edad, acuden a los spas, para fines de embellecimiento. Los tratamientos y tecnologías que tienen los spas más modernos, son excelentes auxiliares para lograr este objetivo.