La economía resulta ser el problema principal para mucha gente que tiene el deseo de pasar unas vacaciones en la costa. Gastos relacionados con la transportación y alojamiento suelen integrar un obstáculo muchas veces insalvable y al final esos veraneantes prefieren visitar destinos sin playa que les resultan más cercanos y económicos. No obstante, las costas mexicanas son tan extensas y tan variadas, que los turistas con más limitaciones de presupuesto pueden hallar destinos muy accesibles a sus necesidades vacacionales. Para aquellas personas en esta situación, deseosas de disfrutar de la magia singular de las costas nacionales, pero sin que ello implique un sacrificio excesivo para las finanzas propias, en lo que sigue les presentamos cuáles son algunas de las mejores playas de México baratas para vacacionar.

Chachahua es una de las playas de mayor pureza silvestre que se pueden hallar en el territorio mexicano. Se localiza en las costas oaxaqueñas. Para encontrar esparcimiento en ella se pueden practicar variados deportes náuticos o bien admirar su rica biodiversidad, que incluye cocodrilos, peces multicolores y tortugas marinas. Es un rincón costero espléndidamente aislado, ya que se encuentra en una isla y en el centro de cinco lagunas. Por ese motivo, para llegar a ella, se debe de utilizar un bote.

Yucatán es una entidad del territorio mexicano que destaca por su magnífica proyección turística. Por ejemplo, cuenta con playas preciosas como es el caso de Celestún. Ubicada a 100 kilómetros de la ciudad de Mérida, en ella se tiene la oportunidad de admirar a los vistosos flamingos rosados. Cerca de Celestún se encuentra el interesante Rancho de Salinas, dedicado a la extracción salina o el hermoso manantial de Baldiosera, un paraje silvestre de gran belleza.

Una opción adicional de playa mexicana que puede disfrutarse sin gastar en exceso es El Madresal, en el estado de Chiapas. Se encuentra en el municipio de Tonalá y para arribar a ella es preciso transitar un área de manglares donde tienen su hábitat numerosos reptiles. Los visitantes tienen la oportunidad en esta playa chiapaneca de montar campamentos y tener una experiencia más plena del silvestre entorno.

De manera que no es preciso agotar el presupuesto propio para el caso de viajar a la playa en la República Mexicana. Simplemente la oferta de destinos que nos ofrece el territorio mexicano es lo suficientemente extensa como para hallar excelentes sitios para el veraneo que no implican un excesivo gasto. En las costas oaxaqueñas se pueden disfrutar de unas magníficas vacaciones con un razonable presupuesto. Para alojarse por estos rumbos de México les sugerimos quedarse en el hotel  Barceló Huatulco, el cual resulta equiparable en su propuesta de hospedaje a negocios de hostelería tan famosos como el Hotel Marbella de la capital mexicana.