El masaje sueco es el masaje tradicional europeo según el Dr. William Collinge. Los masajes europeos usan los sistemas occidentales de anatomía y fisiología. Fue desarrollado por Henrik Ling en 1830 en Suecia. A finales siglo pasado el masaje sueco fue introducido en los USA y se ha popularizado enormemente.

El masaje sueco usa aceite para evitar la fricción con la piel. Idealmente este aceite debe ser calentado ligeramente antes de usarse. Tiene movimientos activos y pasivos. Usa varios movimientos y estos siempre son en contra de la circulación, dicho en otras palabras en dirección al corazón. Esto hace para estimular la circulación.

Durante el masaje sueco la persona que lo recibe usualmente esta desnuda aunque en algunas ocasiones si es deseado puede usar ropa interior, pero la persona esta siempre cubierta con una sabana y solo la pequeña área que se esta masajeando en ese momento queda expuesta.

Durante el masaje sueco pueden haber varias combinaciones de movimientos también los terapeutas algunas veces mueven los brazos, las piernas o la cabeza para mover las articulaciones.

Los siguientes son movimientos clásicos de los masajes suecos:

1- Effleurage. Estos movimientos son a lo largo en la dirección del corazón. Ayudan a calmar el cuerpo, calentar y relajar los músculos. También ayuda distribuir el aceite en el cuerpo para los siguientes movimientos. Con este movimiento la persona que recibe el masaje se familiariza con el “toque” del masaje.

2- Petrissage. Estos movimientos son similares al de amasar (como cuando se hacen tortillas o tortas). Esto aumenta la circulación y profundamente relajante.

3- Presión de puntos. Esto se enfoca en puntos donde hay dolor cuando se presionan. El dolor al presionar indica estrés y tensión. Se usa principalmente el dedo pulgar para presionar.

4- Fricción profunda. Son movimientos circulares que alivian la tensión.

5- Rodillos. La terapeuta tomo un área pequeña de la piel y la “pellisca” suavemente. Como enrollando la piel.

6- Tapotement (percusión o palmaditas). Con las palmas de las manos cerradas y enroscadas la terapeuta gentilmente da palmaditas en la espalda o en otros músculo. Esto ayuda a energizar el cuerpo. Normalmente es casi al final del masaje.

7- cepillado con los dedos. Estos movimientos son muy suaves y son usados al final de un masaje completo. La terapeuta usa las punta de los dedos y los desliza sobre el cuerpo con una presión suave. Esto ayuda a calmar los nervios y relajar los músculos.

El masaje puede durar de 30 a 90 minutos.

Beneficios del masaje Sueco:

• Relajamiento muscular
• Mejora la circulación
• Alivia el dolor debido a tensión muscular, desligamientos, ciática, y articulaciones duras.
• Ayuda a recuperarse mas rápido en caso de maltrato a los tejidos musculares.
• Estimula la piel y los nervios y relaja.
• Reduce el estrés.

¿Cuando Evitar Este Masaje?

El masaje sueco no se recomienda cuando se tiene fiebre, diarrea, vómitos, nausea, venas varicosas, o trombosis. En casos de alta presión o problemas en el corazón no se masajea el abdomen. Personas que sufren de fracturas o moretes también deben evitar el masaje.