Ya no son un destino exclusivo para ricos, pues las vacaciones en centros de spa se adaptan a todos los bolsillos

Considerados una vez como aislados refugios a los que acudía gente rica y famosa para perder peso, ahora los spas ofrecen una amplia variedad de servicios, desde aromaterapia hasta clases de yoga personalizadas, a precios que se adaptan a todos los presupuestos.

La International Spa Association (ISPA) informa que unos 57 millones de estadounidenses han visitado un spa, y que más de 30 millones lo han hecho durante los últimos 12 meses. Las principales razones que citaban las personas para visitar un spa eran reducir y aliviar el estrés, calmar el dolor en músculos y articulaciones, y sentirse mejor consigo mismos.

“Las vacaciones en spas son algo más que pura recreación. Uno se lleva consigo mucho más que una tarjeta postal”, señaló Michelle Kleist, directora ejecutiva del Destination Spa Group. “Los spas pueden enriquecer la vida. La vida de mucha gente cambia y un gran número de los visitantes establece lazos de amistad entre ellos”.

Aunque tradicionalmente las mujeres han sido el sexo que más solicita los servicios de spas, cerca de una tercera parte de los visitantes de hoy en día son hombres. Kleist señaló que la mayoría de los hombres que solía ir a los spas lo hacía para hacer feliz a sus esposas. Pero, últimamente, agregó, muchos grupos de hombres planean sus vacaciones en spas de destino por iniciativa propia.

“Al optar por spas de destino, que también ofrecen actividades de entrenamiento físico y senderismo, los hombres se han dado cuenta de lo mucho que lo necesitan”, afirmó Kleist.

Sin embargo, no todos los spa ofrecen lo mismo. Hay tres tipos básicos: spa de destino, hotel spa y club spa o spa de día.

Spas de destino. Estos centros de spa están dedicados a ayudar a los individuos a desarrollar estilos de vidas más sanos, tanto durante su estancia en el spa como después de ella. Estos spas ofrecen diferentes servicios, como masajes corporales completos, entrenamiento físico y clases para mejorar la salud. Por lo general, también ofrecen instrucción personalizada. Este tipo de spas podrían contar también con profesionales de la salud en su plantilla para ofrecer servicios médicos, como evaluación de la densidad ósea o un reconocimiento médico anual. Por lo general, los spas de destino tienen régimen de todo incluido, así que el precio suele cubrir la estancia así como todos los servicios ofrecidos. Hotel spas o spas de cruceros. Estos tipos de spa combinan el lugar de destino, por ejemplo como Cancún, México o Cayo Vizcaíno en Florida, con los servicios de spa. Estos spas ofrecen una variedad de servicios y ofrecen con frecuencia clases de entrenamiento físico y para mejorar la salud. Es probable que sus restaurantes también ofrezcan una selección de platos de “spa cuisine” o cocina saludable. Club Spas o Spas de día. Si no tiene el tiempo ni el dinero para acudir a un spa de destino o hotel spa, un club spa o spa de día puede ofrecerle un descanso placentero de la rutina diaria. En los últimos 12 meses, el 77 por ciento de los que visitaron un spa, acudieron al menos una vez a un spa de día. Los spas de días son una buena forma de disfrutar los tipos de servicios que ofrecen los spas sin hacer un desembolso financiero considerable. Los tipos de servicios varían según el tipo de spa que elija e incluso dentro de la categoría de cada spa. La mayoría ofrece servicios como masajes corporales y faciales, pero muchos incluyen entrenamiento personalizado, clases de acondicionamiento físico, asesoramiento en nutrición y mucho más. Antes de elegir un spa, asegúrese que ofrece los servicios que busca.

El servicio más solicitado comúnmente, por mucho, es el masaje corporal, de acuerdo con la ISPA. Entre otros servicios populares se encuentran la manicura, pedicura, masajes faciales, clases de movimiento corporal, tratamientos de exfoliación corporal o con vendas, aromaterapia, y clases para mejorar el estilo de vida, como por ejemplo como controlar el estrés.

Al momento de elegir un spa, la presidenta de ISPA, Lynne Walker McNees, dice que “recomendamos altamente que los visitantes al spa hagan bien su tarea. Antes de ir a un spa, hable con el director del spa y pregúntele si sus empleados son certificados”. La ISPA tiene una opción en su sitio Web que le permite entrar las características que busca en un spa y genera una lista con los spas que pueden ofrecer esos servicios junto con información de contacto.

Kleist dijo que las personas deberían considerar seriamente lo que desean conseguir de su experiencia en el spa antes de hacer reservaciones. “Si desea un spa que tenga muchas cosas que ofrecer, tales como una experiencia enriquecedora para la vida, opte por un spa de destino. Si sólo busca relajación, un hotel spa podría ser lo correcto para usted”, recomendó.

Los precios varían ampliamente, recalcó Kleist. En los spas de destino, el precio por semana oscila entre los $1,000 y los $8,000. “Eso incluye alojamiento, comidas, actividades, y, en algunos casos, los servicios del spa”, puntualizó.

Los hoteles spa pueden ofrecer un costo por habitación más bajo, señaló, pero tendrá que pagar por cada servicio. De nuevo, es bueno tomar las cosas con calma y analizar qué es lo que busca exactamente, si es masaje, clases de yoga, asesoramiento en nutrición, o todos a la vez.

También, necesitará determinar lo que desea gastar y encontrar el spa que ofrezca una mayor cantidad de servicios de acuerdo con su presupuesto. Los spas de día o club spa cobran por cada servicio individual, y el precio varía, según el área del país en el que vida y el spa que elija.