En nuestro tiempo, estamos siendo abrumados por problemas ininterrumpidos, como la contaminación, el ruido y otros muchos más. De manera que con frecuencia padecemos fatiga, estrés, una mala nutrición, etc. Todos estos males se transforman en factores de riesgo, capaces de afectar nuestra condición física y mental. El acelerado ritmo de vida que se sigue actualmente- en especial, en las grandes ciudades-. hace que cada vez sea más difícil darnos un poco de tiempo para nosotros mismos. Sin embargo, bien vale la pena hacerlo. Es entonces cuando aparece como una opción imperdible, la cultura del spa. Es una vía ideal para escaparnos por un rato de todos estos problemas, y aliviarnos unas horas de las presiones diarias.

Morelos es un estado que, por su clima privilegiado y su belleza natural, es idóneo para tomar retiros espirituales, en spas de la mejor calidad. Se trata de lugares con reconocimiento internacional e instalaciones de primer nivel, capaces de garantizar el máximo reposo y disfrute en este magnífico estado. En este caso, en Morelos sobresalen spas como el Hostal de la Luz en Amatlán, con su tezcali, la Misión del Sol, con su espléndido hotel edificado alrededor del spa; el famoso hotel Las Quintas en Cuernavaca, donde cuentan con una cámara de flotación y en Zacualpan, la Casa de los Árboles, con su alberca para tratamientos especiales.