Puerto Vallarta ocupa un lugar preponderante en el medio turístico nacional. Mucho de ello se debe a la belleza de su entorno natural, lo mismo que sus interesantes antecedentes históricos, sus tradiciones y costumbres. En las costas de Jalisco no hay un centro de veraneo tan fascinante, tan prometedor en lo que se refiere a su potencial turístico. Este lugar vacacional es capaz de satisfacer las necesidades de esparcimiento y relajación incluso de los viajeros más experimentados. Lo mejor de los viajes a Puerto Vallarta es que nos permiten disfrutar de un paraíso turístico que combina un ambiente romántico y tradicional, con una moderna infraestructura turística que incluye hoteles y restaurantes de primer nivel.

Eso es lo que comentaremos con más detalle en las líneas que siguen.

De las muchas playas lindas que pueden hallarse en Puerto Vallarta destaca Playa Las Ánimas. Se trata de un sitio irresistible por sus paradisiacas condiciones. Los turistas hallarán allí, varios restaurantes palaperos muy aprovechables para conocer lo mejor de la gastronomía local. Les sugerimos saborear especialmente los mariscos preparados de acuerdo con recetas de la región y el infaltable pescado zarandeado.

Por lo demás, Las Ánimas es una zona costera de apacible ambiente que resulta excelente para la diversión infantil. Los aficionados a los deportes náuticos podrán hallar en esta playa de Puerto Vallarta opciones de renta de equipo para la práctica del kayak y la navegación en moto acuática.

También es recomendable visitar Playa Colomitos, una de las más atrayentes de esta ciudad costera de Jalisco. Es una zona costera más bien pequeña, pero de gran potencial paisajístico. También cautiva su entorno silvestre de gran pureza.

Es aconsejable considerar los viajes a Puerto Vallarta para tener un paulatino acercamiento a este centro de veraneo tan popular. Se trata de una ciudad siempre fascinante que en cada oportunidad que se la visita nos ofrece cosas nuevas y fascinantes. Ya sea que se goce de playas como las mencionadas o bien que se acuda a sus museos y galerías de arte, el abanico de atracciones que nos ofrece este centro de veraneo es muy generoso. De allí la necesidad de visitar con frecuencia este tesoro vacacional de las costas mexicanas.