Los masajes son terapias esenciales en cualquier spa y se presentan en distintas clases, con el objetivo de alcanzar la más profunda relajación y de consentirse en un ambiente de honda reparación espiritual. Los masajes son verdaderos bálsamos para el alma, ya que mejoran la autoestima y elevan los niveles de la energía de las personas. Por medio de la relajación que propician los masajes, se consigue un estado de paz espiritual, indispensable para obtener el éxito en diferentes instancias de la vida.

En lo que sigue comentaremos acerca de algunas de las mejores técnicas de masaje, que se manejan en la actualidad. Por ejemplo, destaca la quiropraxia o quiromasaje. Es una técnica basada en el presupuesto que la salud entera está vinculada con el bienestar de la columna vertebral. El quiropráctico intenta restaurar con masajes especiales, el correcto balance entre el sistema muscular y el sistema óseo.

También destacan los masajes de tipo estético: los reductores o linfáticos. Se trata de efectivas terapias que se utilizan como complemento a los distintos tratamientos embellecedores de nuestros días. Los reductores intentan destruir los tejidos adiposos no deseados, por medio de la fricción desarrollada en los sitios afectados. Los linfáticos por su parte, buscan la eliminación de las toxinas, para mejorar los resultados de los masajes de tipo reductivo.

Lo que sigue, es comentar acerca del masaje “shiatsu” y el masaje tailandés, también conocido como “thai”. El “shiatsu” es una terapia de origen oriental que estimula el sistema nervioso central por medio de estiramientos que ayudan a la flexibilización de los músculos. El “thai” en cambio, mezcla varios elementos de la digitopuntura, la quiropráctica, y el masaje relajante tradicional. Un detalle curioso acerca de esta última técnica de masaje, es que se efectúa con la ropa puesta, siempre procurando que sea cómoda.

Otras populares técnicas de masaje son la reflexología, facial, podal y en las manos; el masaje ayurvédico; los masajes, antiestrés, relajantes o de tipo sedativo; el masaje californiano y la masoterapia o masaje terapéutico.

En resumen, los masajes que actualmente se ofrecen en los spa, provienen de tradiciones milenarias y en todas sus variantes tienen como cometido aliviar dolores, molestias físicas, enfermedades y otros padecimientos. Las técnicas de masaje que se aplican en los spas de hoy, coadyuvan a la recuperación de la armonía psicofísica y a alcanzar una honda y renovadora serenidad. Son complementos excelentes para otras terapias de curación natural.