En el ámbito costero nacional hay playas para todos los gustos: desde solitarias zonas costeras de ambiente virginal, ideales para aquellas personas deseosas de dejar sus problemas a un lado y entregarse a un relajamiento total, hasta santuarios de vida marina, perfectos para experimentar un ecoturismo de máxima categoría. También, por supuesto, hay playas caracterizadas por tener un sugestivo ambiente y una adictiva vida nocturna. Es importante mencionar México está colocado en los primeros lugares en cuanto a infraestructura hotelera y de servicios para atender a los turistas. Si te interesa conocer cuáles son las mejores playas mexicanas para la relajación, te recomendamos seguir leyendo el resto de la nota que te compartimos.

Comenzamos este pequeño recuento de los mejores lugares costeros en México, para obtener la máxima relajación, con las playas de Tijuana, en Baja California. Se trata de un conjunto de parajes costeros que no siempre reciben la proyección turística que ameritan por su natural atractivo. Son playas con un declive suave, arena tersa y un oleaje perfecto. En esa zona costera bajacaliforniana los vacacionistas hallarán excelentes hoteles y restaurantes, así como también opciones para la diversión nocturna.

También en el norte del territorio mexicano, Sonora sobresale por sus magníficas playas. Una de ellas es Punta Sargento, la cual también se presta, por sus particulares características, como un auténtico refugio para dejar de lado las preocupaciones de la vida cotidiana y dedicarse a disfrutar. Punta Sargento cuenta con aguas cristalinas donde distintas variedades de peces tienen su morada. Por lo anterior, se perfila como un formidable destino para la práctica del submarinismo.

El estado de Jalisco siempre ha sobresalido por su magnífica presencia turística a nivel nacional y en lo que se refiere a sus espectaculares playas esto es comprensible. Basta con mencionar como ejemplo de ello a Boca de Tomates, zona costera de aproximadamente 1 km de extensión. Es un lugar sumamente virgen, solitario y tranquilo, el cual no cuenta con servicios turísticos de ningún tipo. La principal virtud que tiene es que cuenta con un ecosistema poco conocido, que casi no ha sido alterado, de manera que no sólo es excelente para obtener descanso sin límites sino, además, para disfrutar de un magnífico turismo de naturaleza.

Por lo que les hemos mencionado, se hace patente que en las costas mexicanas hay verdaderos paraísos para el descanso y la relajación. Buena parte de los hoteles de playa mexicanos, por lo menos aquellos respaldados por las cadenas hoteleras más importantes en el medio turístico, son igualmente excelentes para tener la máxima relajación. Como ejemplo de lo anterior basta con mencionar centros de alojamiento tan recomendables como el hotel Riu Cancún, por sus magníficas instalaciones y el también excelente  Hotel Las Brisas Huatulco.