En la actualidad ya no es preciso desplazarse a balnearios o manantiales en provincia, para gozar de los beneficios del hidromasaje y la relajación. Y es que muchas empresas han diseñado cabinas spa que pueden ser instaladas en los propios hogares. De la misma manera los modelos más actuales, además de la comodidad y la relajación, ofrecen un toque de armonía y lujo, procurando que combine a la perfección con la decoración del sanitario.

Las cabinas de spa más modernas, por lo general son un gusto para los sentidos. Por ejemplo, para la vista, porque cuentan con un sistema de iluminación de fibra óptica; para el oido, porque incluyen con bocinas que emiten la música predilecta de los usuarios o sonidos relajantes; el tacto también se ve beneficiado, porque estas cabinas están recubiertas de piedras calientes, las cuales optimizan la capacidad de percibir los cambios de temperatura, del frío al calor. Por lo que se refiere al olfato, además de los vapores que emiten estas cabinas, se complementan con esencias relajantes y aromáticas. Inclusive ya se están probando cabinas spa con dispensadores de tés de hierbas.

Otros modelos de cabinas spa, se especializan en baños de calor húmedo o seco, combinados y de barro.

(Imagen: http://www.eluniverso.com/)