En nuestros días, los viajeros no solamente están buscando un destino atractivo, sino que además, también se decantan, para fines de hospedaje, en hoteles orgánicos, los cuales respetan la naturaleza, tanto como a las personas que se alojan en ellos. Por lo tanto, se trata de hoteles-spa con una propuesta sustentable, capaces de reconectarnos con nuestros sentidos.

En el estado de Baja California Sur tenemos uno de los mejores hoteles que manejan este concepto, el Esperanza An Auberge Resort. El Spa de este centro de alojamiento es un sitio de relajación y renovación interior, en donde los visitantes pueden hallar lo mejor de lo mejor. Cuando los turistas arriban al spa, se les ofrecen ricos jugos frutales y luego se les ofrece una sesión en el sauna, con aromas de eucalipto.

A continuación se puede disfrutar de las piscinas de agua fría y caliente, para así optimizar la circulación sanguínea. Otra gran idea es reposar en su área de relajación, definida por plantas cactáceos particulares de la zona. Allí se ofrecen variados tratamientos botánicos.