Tal vez no exista una modalidad de masaje que despierte tanto interés como el Masaje Tántrico. Mucho de ello se debe a sus raíces culturales, su procedencia milenaria relacionada con las culturas orientales. Sin embargo, es claro que también fascina el masaje tántrico por lo vinculado que se encuentra con el erotismo y la seducción, aun indirectamente. ¿Por qué tan grande hechizo motivo el masaje tántrico? ¿Cuál es el motivo del polémico interés que suscita? ¿Es aconsejable tomarlo y sí en efecto resulta así, de qué manera y con quién? Precisamente a manera de introducción al masaje tántrico les presentamos la siguiente información.

Los antiguos hindúes consideraban al tantra un proceso por medio del cual se podía crecer interiormente a través del placer. El masaje tántrico se basa justamente en la premisa de que: si uno se encuentra sexualmente relajado, nuestra salud será plena y satisfactoria. Por lo consiguiente estamos ante una clase de masaje que busca la máxima satisfacción erótica y si bien no implica tener relaciones sexuales, si tiene que ver con la estimulación de las zonas erógenas, con el propósito de alcanzar placer y relajación.

En el lenguaje del masaje tántrico es básico saber que, a las partes íntimas de los varones se le conoce como Lingam (vara de luz) y a las de las mujeres, Yoni (espacio sagrado). El masaje tántrico, por su erótica dinámica, es aconsejable practicarlo con nuestra pareja, sin ropa alguna y con música suave para ambientar. La persona a la que se le va a dar el masaje debe acostarse cómodamente en la alfombra o la cama, con las piernas separadas y un cojín a la altura de las caderas para acercarse debidamente ya sea al Lingman o al Yoni para aplicar el masaje. Estamos ante un medio de percibir la genitalidad y la sensibilidad corporal de una manera profunda y espiritual.

Ahora que sabemos más acerca del masaje tántrico no hay por qué tenerle miedo o rechazo. Por el contrario, es una vía para profundizar en nuestras sensaciones y lo más importante, para conocer las sensaciones de nuestra pareja si como lo hemos recomendado se practica esta modalidad del masaje con ella. En última instancia, lo más aconsejable es practicar esta disciplina con el objetivo de liberar el estrés y conocer mejor ciertas regiones y sensaciones profundas que nos definen por completo. Esa es una de las razones por las cuales resulta tan recomendable.