Acapulco no solo es un destino de los más exitosos a nivel mexicano, sino, además, un referente del medio turístico continental. Desde hace varias décadas este puerto guerrerense se consolidó como uno de los más exitosos para fines de veraneo. Actualmente Acapulco se perfila como uno de los centros vacacionales más visitados por los turistas nacionales durante los días festivos, fines de semana y periodos de asueto, no obstante, en otros tiempos, Acapulco llegó a ser uno de los sitios turísticos más renombrados a nivel mundial. Para conocer a fondo las distintas transformaciones que ha experimentado Acapulco con el paso del tiempo, vale la pena adentrarnos en algunos datos relevantes acerca de su historia. Justo para ello dedicaremos los párrafos siguientes.

En sus orígenes Acapulco estuvo habitado por antiguas comunidades indígenas. De hecho, se han descubierto en su entorno petroglifos que datan del 3000 antes de nuestra era.  Se sabe que Acapulco fue alguna vez un asentamiento de los nahoa, una etnia que precedió a los aztecas. Con respecto al nombre de Acapulco, de acuerdo con la etimología indígena que tiene quiere decir el “sitio de las cañas”, aunque los españoles, tras la conquista, llamaron al lugar Bahía de Santa Lucía.

A partir de 1521, tras la caída del imperio azteca, los españoles se hicieron con el dominio del lugar. El gobierno de la población estuvo a cargo de Juan Rodríguez de Villafuerte, el cual convirtió al lugar en un enorme astillero en el cual se construían navíos para emprender otras tentativas de conquista. Inclusive algunos de los barcos que fueron armados en el Acapulco novohispano fueron usados por el español Francisco Pizarro para la conquista del Perú. Fue en 1599 que Acapulco obtuvo la denominación de ciudad, otorgada por el Rey Carlos II de España.

Mucho es lo que se puede descubrir y disfrutar de Acapulco en cada ocasión que se visite su mágico entorno. De acuerdo con lo comentado anteriormente es un lugar de veraneo que tiene destacados antecedentes. Se perfila como un centro de veraneo de camaleónica presencia que ha exhibido distintas facetas con el paso del tiempo. Es un lugar siempre fascinante capaz de hechizar a quienes lo visitan por primera vez y también a quienes acuden con frecuencia a su espacio geográfico para disfrutar de unas vacaciones. De allí que los paquetes a Acapulco sean de los más solicitados por los veraneantes en las principales agencias turísticas del medio nacional.