Cuando uno se encuentra agotado por el trabajo, la familia, el hogar y muchas otras actividades que ocasionan que uno nunca tenga un tiempo para disfrutar para sí, lo mejor es acudir a un spa. Es el mejor lugar para recuperar el equilibrio interior y la belleza, para así sentirse completamente nuevo. Pero para aprovechar mejor nuestra próxima visita al spa que hayamos elegido, vamos a comentar algunos de los principales tratamientos que allí se proporcionan.

La chocolaterapia es uno de ellos. Se trata de un masaje bastante común que sin embargo se define por un valioso plus: abundante chocolate. El personal del spa esparce mucho chocolate a lo largo de la piel y por la capacidad hidratante y nutritiva, de este alimento, la piel de la persona queda como si fuera de porcelana. Por si fuera poco se trata de un tratamiento que ayuda a combatir la celulitis.
También recomendable es el tratamiento de piedras calientes. Se basa en la disciplina oriental relacionada con las siere chakras, los cuales se identifican con los puntos clave de energía de nuestro cuerpo. Para realizar este masaje se utilizan piedras de río calientes y frías, las cuales se colocan en la nuca, cuello, pies, rodillas y hombros. Este tratamiento sirve para aliviar dolencias y obtener una gran relajación.

El masaje de las gotas de lluvia y la vinoterapia, son de igual manera muy aconsejables para cuando se asista al spa. El primero se vaje de nueve aceites esenciales que se inhalan para elevar la salud mental, la física y la emocional. La vinoterapia, por su parte, es un tratamiento que utiliza diferentes variedades de uvas fermentadas y no fermentadas, las cuales se mezclan con aceites y vino. Con esta mezcla se llevan a cabo masajes, exfoliaciones y envolturas de sudoración.

Otras de las terapias que se hacen presentes en mayor medida en los spa son la reflexología, watsu, oroterapia, ozonoterapia, fangoterapia y aromaterapia. Esta última técnica sobresale especialmente, por ser muy valorada por las mujeres. Tiene una utilidad terapéutica, puesto que sirve para preservar la armonía y el equilibrio interior, Para lo anterior se usan distintos aceites como es el caso del eucalipto, limón, lavanda, mandarina, romero y salvia.
Lo mejor de los spa, es que continuamente van añadiendo nuevas terapias y curaciones, con el objetivo de satisfacer plenamente a su creciente público.