Cromoterapia es la utilización de la energía de la luz como elemento curativo, antidepresivo, estimulante, regenerativo y mantenedor del equilibrio y de la armonía.

La energía de la luz manifestada en colores fue empleada en la Era de Oro de Grecia, en el antiguo Egipto y en las antiguas civilizaciones de la India y de China. Sin embargo, en los últimos 10 años la tecnología utilizada se ha mejorado notablemente, los productos son más pequeños y más efectivos para lograr un respuesta más rápida y permanente. Además, gracias a los medios de información nuestro entendimiento de cómo y cuándo aplicar luz es mucho mejor.

Por más de una década, en la Universidad Thomas Jefferson en Philadelphia, el Dr. Brainard ha estado trabajando en entender como afecta al cuerpo las distintas longitudes de onda de la luz. El Doctor Brainard junto a sus colegas son quizás los más expertos en los efectos de los diferentes tipos de luces y descubrieron el más significativo aporte a la terapia de luz en la última década y en una publicación reciente concluyen lo siguiente: “La Terapia de luz vía un LED de 470 nanómetros es un tratamiento efectivo en sujetos con depresión con un patrón estacional. Este es un importante paso para optimizar la terapia de luz en el tratamiento de SAD (seasonal affective disorder)”