Ashtanga es una variante recuperada alrededor de 1930 por al Maestro Sri Krishnamacharya. En su búsqueda de manuscritos antiguos encontró en la biblioteca nacional de la India uno que databa por lo menos de 1500 años y que nadie había notado. Este manuscrito describía el uso de la yoga de una manera más dinámica. Gran parte de esta técnica ha sido recopilada por el Maestro Pathabbi Jois la cual ha adoptado este nombre y es transmitida en su escuela en Mysore, India.

El asthanga tradicional debe ser transmitido del maestro al alumno en una sesión uno a uno lo que dificulta su enseñanza masiva. Otros maestros hindúes y occidentales y que estudiaron con Khrisnamacharya y sus discípùlos adoptaron el Asthanga Yoga.

El asthanga yoga es uno de los estilos más demandantes. Se requiere tener una buena condición física y una flexibilidad adecuada. Es de gran ayuda para mejorar de forma integral la estructura ósea, lo que se consigue sincronizando la respiración con una serie de posturas progresivas que producen un calor y una sudoración muy intensas.